Día Mundial de la Salud Mental 2020: Salud mental y bienestar, una prioridad global
09/10/2020
Documental “30 minuts” de TV3: “Barcelona, vides en blanc”
29/10/2020

Consejos para cuidar la salud mental de los adolescentes en tiempos de COVID-19

Los cambios producidos por la crisis sanitaria del coronavirus han provocado la aparición o agravamiento de episodios depresivos, de ansiedad y de estrés en los adolescentes. ¿Cómo se les puede ayudar?

¿Cómo viven los adolescentes la pandemia?

Las circunstancias de cada persona son únicas, y la pandemia por coronavirus no está afectando a todos del mismo modo. Los adolescentes, sin embargo, son un grupo especialmente vulnerable, por las dificultades añadidas a los cambios físicos y cognitivos que sufren, ya de por sí complicados. Incluso aquellos que no habían manifestado episodios de ansiedad o depresión antes pueden haber desarrollado síntomas como consecuencia de la crisis sanitaria. Se trata de una respuesta normal y adaptativa al nuevo panorama.

Consejos para prevenir y detectar episodios de depresión o estrés

Reducir el estrés es especialmente importante para los adolescentes, cuya mente está todavía en desarrollo y es más vulnerable. Para ello, se les puede inculcar hábitos que les ayuden a manejar el estrés.

Si se observan síntomas de ansiedad, estrés o depresión en un hijo o hija adolescente, es esencial que encuentre herramientas para manejarlo de forma sana. Se les puede ayudar con las siguientes acciones:

  • Animarle a hacer ejercicio. El bienestar físico impacta directamente el bienestar emocional, por lo que, en general, se les debe dar la misma prioridad.
  • Asegurarse de que reserva un tiempo para sus amigos y para realizar actividades que disfruta, y darle espacio si lo necesita. La pérdida de interés e implicación en sus actividades favoritas es indicativa de problemas emocionales importantes. Además, algunas de ellas deberían ser en compañía; mantener el contacto con sus amigos, aunque sea por redes sociales o videollamadas, es vital para su bienestar emocional.
  • Limitar el uso de redes sociales y la exposición a noticias. Es muy importante que el o la adolescente se mantenga conectado para estar en contacto con sus amigos, pero se debe limitar su exposición a noticias, especialmente a aquellas relacionadas con la COVID-19. Una opción es animarle a mantenerse al día leyendo sólo determinadas fuentes de confianza, informativas y neutrales.
  • Ser receptivo a sus comentarios y cambios de actitud. Preguntar por sus intereses, problemas y sentimientos y hacer que se sienta apoyado. La mayoría de las personas adultas tienen las habilidades necesarias para adaptarse al cambio, pero los adolescentes pueden mostrar más resistencia. La forma en que los padres reaccionan a los acontecimientos impacta directamente a los hijos. Es importante mostrar comprensión ante sus posibles cambios de actitud y ser receptivos a lo que su comportamiento comunica, para que perciban a los padres como un “espacio seguro” en el que pueden confiar.
  • Prestar ateción a posibles signos de tendencias suicidas. Se trata de un tema delicado, pero a veces es necesario abordarlo. Algunos de los signos de aviso de depresión o pensamientos suicidas son los siguientes, aunque pueden variar en cada persona:- Sentimientos de aislamiento, depresión o ansiedad, desesperanza, sentirse atrapado o no tener razones para querer vivir
    – Menciones de querer morir, de culpabilidad o vergüenza, de ser una carga para otros
    – Cambios de humor repentinos, tristeza extrema, agitación o ira
    – Falta de interés en actividades de ocio, alejarse de las amistades, regalar objetos importantes o despedirse de la gente
    – Comer o dormir menos o más de lo habitual
    – El uso de alcohol o drogas repentino o en aumento como modo de manejar el estrés

Ante estos signos, o cualquier otra sospecha de que un hijo o hija puede tener problemas emocionales graves, es importante hablar con él o ella y contactar con un especialista en salud mental lo antes posible.

 

Referencias

[1] Salud mental y COVID-19: un reto para la infancia y la adolescencia. Gaceta Medica

[2] Mental health and teenagers: how COVID-19 can affect the young mind. Newton Medical Center

[3] La salud mental durante el COVID-19: señales de que su adolescente pudiera necesitar más ayuda

Abrir chat