¿Qué riesgos puede comportar la revelación de datos personales y familiares a través de Internet?

En ocasiones, el adolescente, y de una forma consciente, ofrece datos propios como el nombre, la edad, el teléfono, la dirección familiar, la escuela donde estudia, etc., y otras veces esta misma información la revela inconscientemente cuando, por ejemplo, cuelga fotografías suficientemente descriptivas como para que se pueda deducir esta o de otras informaciones complementarias. O cuando activa el GPS de su dispositivo, permitiendo así su geolocalización automática.

La incitación y a menudo la insistencia para que el adolescente, y el usuario en general, dé datos personales no es sólo desde el interés de otros usuarios, sino que la red, en sí misma, prioriza la captación del máximo número posible de clientes para vender sus productos y, por tanto, intenta identificarlos. Al navegar por Internet, constantemente nos aparecen gangas, todas ellas atractivas y aparentemente inocuas que para obtenerlas nos reclaman que los revelamos datos: sorteos, viajes, promociones, premios, etc. Hay que prevenir y asesorar al adolescente respecto de las condiciones de estos «anuncios» y a su vez sensibilizarlo para que garantice al máximo su privacidad y la de la familia.

Para más información: «Nuevas tecnologías».

Abrir chat