¿Qué es el Síndrome del Emperador?

Los niños y adolescentes que padecen el Síndrome del Emperador, condicionados por la sobreprotección familiar y la disponibilidad de los medios a su alcance, evolucionan hacia un patrón de conducta caracterizado por la convicción de ser «especiales», es decir, poseedores de derechos naturales (que no de deberes), de los que son merecedores no como consecuencia de sus méritos basados ??en el esfuerzo, sino simplemente «ser quienes son». Estos chicos y chicas suelen manifestarse desde la exigencia, desde una continuada necesidad de ser admirados y desde una falta de empatía respecto de las necesidades de los demás, sobre todo de sus progenitores.

La vivencia de singularidad de estos adolescentes los lleva a creer que los demás les deben reconocer como únicos y especiales, Las pretensiones de estos adolescentes se basan en el hecho de que reclaman constantemente un trato «especial» que ellos consideran «normal» . Suelen responder de una forma airada e incluso violenta cuando los padres les intentan poner «límites», por ejemplo horarios, o exigen más rendimiento escolar y más compromiso en la asunción de las tareas domésticas.

Para más información: «Trastornos de conducta».

Abrir chat