Patología dual

Es la concurrencia de dos o más trastornos en una misma persona: Uno por uso de drogas, y otro por un trastorno psicopatológico asociado. Un ejemplo de patología dual podría ser: Un adolescente con diagnóstico de TDAH y a la vez consumidor de derivados del cannabis. Hay diagnósticos duales que revisten, en sí mismos, más gravedad. El pronóstico, bien sea favorable, reservado o grave, no siempre está condicionado por la orientación diagnóstica, sino por la evolución terapéutica del adolescente atendido. Su motivación al tratamiento es muy importante. ¿Pero cómo se motiva a quién está desmotivado?

Los adolescentes y jóvenes con diagnóstico dual son, en su conjunto, pacientes más graves tanto desde una perspectiva clínica, como familiar, académica y social.

En relación al tratamiento no se trata sólo de revertir el uso -o policonsumo- de sustancias (que en si mismo ya es un trastorno considerable), sino también de compensar el trastorno psiquiátrico asociado, que en muchas ocasiones es el causante del inicio y de la continuidad del mismo.

Se debe considerar que en muchos de los adolescentes y jóvenes atendidos en Amalgama7, el consumo de drogas, aunque de tipo experimental, ocasional o circunstancial, fue lo suficientemente relevante como para que debutaran en un trastorno ansioso, depresivo, o psicótico inducido por este mismo consumo de sustancias.

En muchos casos, por ejemplo, en adolescentes y jóvenes que debutan en sus primeros episodios psicóticos, se reconocen algunos factores estresantes, entre ellos, el uso, a veces reiterado, de determinadas sustancias psicoactivas, como el alcohol, los derivados del cannabis (porros), drogas de síntesis, alucinógenas, …

Desde 1997, y hasta la actualidad, en Amalgama7 hemos atendido más de 7500 adolescentes y jóvenes. Tres de cada cuatro de ellas y ellos presentaban sintomatología compatible con un diagnóstico de patología dual.

El Programa de Orientación Diagnóstica (POD), es fundamental. Se trata de conocer no sólo el inicio y la historia evolutiva en relación al consumo de sustancias, sino también que otros diagnósticos psicopatológicos son concurrentes y relevantes.

Se dispone de instrumentos diagnósticos de última generación, así como de reactivos diversos para determinar la presencia o no de drogas en la orina, que se programan, sistemáticamente, durante todo el curso del tratamiento.

La red asistencial de Amalgama7 está formada por diversos dispositivos: centros de consultas externas; centros de día (urbanos) y residenciales -rurales y urbanos- (Escuelas Terapéuticas).  Así mismo se dispone de un equipo interdisciplinario experto en el ámbito clínico (médicos de familia, psicólogos clínicos, psiquiatras y enfermería), en el académico (profesores de estudios obligatorios y post-obligatorios), en el deportivo y socioeducativo (educadores, trabajadores, integradores sociales, monitores especializados) y también en el ámbito residencial y legal.

Complementariamente, el equipo interdisciplinario de Amalgama7 participa y organiza jornadas y congresos estatales e internacionales en patología dual.