Dificultades de adaptación escolar

La elevada tasa de abandono escolar prematuro (EAP) y de fracaso escolar en España (el doble del promedio de la Unión Europea), así como la elevada tasa de alumnos que gradúan los estudios secundarios (ESO), con dificultades, pero que no expresan la suficiente motivación para continuar con estudios secundarios (bien sean de bachillerato o de grado medio), se produce, en muchos casos, por las dificultades de adaptación escolar que presentan muchos de estos alumnos. En algunos casos los factores relevantes se encontraban en las propias características de los centros escolares, o en los cambiantes desplazamientos familiares por razones laborables o de otro hijo, etc., pero en muchos casos las dificultades de adaptación de los alumnos pueden ser la expresión de un trastorno bio-psico-educativo no identificado a tiempo.

El factor relevante podría ser desde una leve discapacidad intelectual (trastorno del desarrollo intelectual), hasta el impacto estresante acumulado como consecuencia de un acoso escolar no identificado (Bullying, Ciberbullying). Podría deberse también a un trastorno de ansiedad generalizada, por separación, fóbico, de personalidad dependiente, por un ritmo circadiano no adecuado de sueño-vigilia, etc.